Fraude nigeriano

​Este ardid incluye cartas o emails recibidos de varios lugares, incluyendo Nigeria, Sudáfrica, Canadá y Europa. El remitente generalmente suplanta la identidad de un funcionario del gobierno o un empleado bancario de alto rango, el cual tiene una gran cantidad de dinero que necesita ingresar o sacar del país.
 
El estafador ofrece asociarse con la víctima y le pide que abra una cuenta bancaria legítima. La cuenta se usará para transferir millones de dólares y la víctima podrá quedarse con una parte importante del monto. Los documentos se envían a la víctima con sellos, estampillado, etc. "que parecen oficiales". Eventualmente se le solicita a la víctima que realice pagos por adelantado para cubrir cargos fiscales, honorarios de abogados, etc.
 
Aunque la temática sigue cambiando, cuando la víctima se involucra puede convertirse o ser considerado como cómplice.
Volver a Asistencia para la navegación del contenido