Atención vendedores

El fraude con cheques sigue siendo uno de los más grandes; en particular los cheques falsos o alterados debido a la mayor accesibilidad a software de escritorio sofisticados. Una de las estafas con cheques falsos que todavía sigue siendo popular es "Atención vendedores".​

​Usted pone un aviso en el periódico local o en Internet para vender un automóvil, joyas, una motocicleta, etc. Un comprador interesado se pone en contacto con usted para comprar estos artículos y fijan un precio. Recibe un cheque que tal vez diga "cheque de caja" o "cheque oficial", sin embargo, cuando lo presenta ante su institución financiera para negociarlo, le informan que es un cheque falsificado.

En una estafa similar el comprador le envía al vendedor un "cheque de caja" o "cheque oficial" por un monto mayor al precio de compra acordado. Después el comprador le solicitará que devuelva la diferencia mediante una transferencia bancaria. Después de que usted envía la transferencia bancaria, le devuelven el cheque porque es falsificado. Para ese momento, usted ya no tiene la mercadería ni la diferencia de dinero que envió.

No se quede con las manos vacías. Recuerde, antes de enviar o entregar mercadería a un comprador asegúrese de que el cheque que recibió es válido. Para ello, verifíquelo con el banco contra el que se libró el cheque.