Refinancie su hipoteca

Si es propietario de una vivienda entiende bien lo que implica pagar una hipoteca: una suma cuantiosa con un impacto considerable en sus finanzas de mes a mes. Probablemente esté acostumbrado a contrarrestar este monto con sus otros pagos, ahorros y deudas. Como una de sus mayores inversiones, refinanciar su vivienda puede significarle varias opciones y beneficios.

El refinanciamiento consiste en pagar un préstamo con los fondos de un nuevo préstamo, utilizando la misma propiedad como garantía. Algunas personas recurren al refinanciamiento para aprovechar las ventajas de las tasas de interés más bajas, mientras que otras lo hacen para reducir la duración del préstamo. Cualquiera sea su objetivo, usted querrá asegurarse de que la opción de refinanciamiento para vivienda que elija se ajuste a su mayor planificación financiera y que verdaderamente se beneficiará a largo plazo.

Comprender sus opciones es el primer paso para tomar una decisión fundada.

Consideraciones financieras inteligentes

Tener pagos mensuales más bajos -y probablemente más ahorro en general- puede parecer atractivo. Sin embargo, al refinanciar su hipoteca para reducir su tasa de interés es fundamental tener en cuenta todos los cargos y costos de cierre relacionados.

Costos de recuperación
Los costos y cargos de refinanciación podrían llegar a sumar hasta un 2% del monto total del nuevo préstamo, por eso es importante que se pregunte si lo que ahorrará con el préstamo nuevo será igual o más que el costo de refinanciar.

Además, tenga en cuenta que los costos del refinanciamiento varían de un estado a otro y pueden incluir:

  • Un cargo de origen del préstamo junto con cargos por solicitud y procesamiento.
  • Puntos que se pueden comprar para reducir aun más su tasa de interés (cada "punto" equivale al 1% del monto de su préstamo). 
  • Cualquier multa por pago anticipado de su hipoteca actual.
  • Cargos estándares de liquidación, incluyendo cargos por informes de crédito, búsquedas de título y cargos del seguro y evaluaciones. 

Posibles sanciones
Su préstamo actual también puede incluir multas por pagos anticipados, los cuales podrían sumarse a los costos del refinanciamiento. Hable con un asesor especialista en préstamos hipotecarios en su centro bancario más cercano o llame al 800.867.5188 para prepararse para todos los escenarios.

Reducir mi pago mensual
Refinanciar para contar con un poco más de efectivo cada mes -y cubrir deudas con intereses altos o guardar para el futuro- es atractivo. Pero la manera en que logra reducir su pago, así como también su situación financiera particular, es importante. Podemos ayudarle a encontrar la mejor opción de refinanciamiento para su caso.

Aumente su estabilidad financiera

Sea para reducir su tasa de interés o prolongar el plazo de su préstamo, refinanciar su hipoteca con el fin de realizar pagos mensuales más bajos puede brindarle una variedad de beneficios que probablemente no haya tenido en cuenta.

  • Ahorros mensuales: Reducir los pagos mensuales le otorga un poco más de dinero cada mes, el cual podrá utilizarse para una variedad de gastos diarios: ahorros, fondos para ir a la universidad, unas vacaciones, mejoras en la vivienda y más.
  • Ahorros a largo plazo: Si reduce su pago mensual junto a su tasa de interés, puede ahorrar dinero cada mes y en la duración de su préstamo, pero recuerde que su tasa de interés sólo es una parte de la historia. Deberá verificar que el total de los ahorros supera el costo del refinanciamiento.
  • Aplicar los ahorros a deudas: También podrá aplicar lo que ahorra cada mes al pago de otras deudas, sea directamente a través de la suma de dinero que tiene disponible o por medio de un préstamo para la consolidación de deuda.
  • Fijar su tasa: El flujo de efectivo adicional es uno de los beneficios potenciales del refinanciamiento de la hipoteca. Según su situación financiera y el tipo de préstamo, podrá cambiarse a un plazo más prolongado o a un tipo diferente de hipoteca; por ejemplo, de un préstamo de tasa ajustable a uno de tasa fija.
  • Otros beneficios: Si la póliza de seguridad del título de su propiedad fue emitida recientemente, podrá calificar para una reemisión reducida o una tasa de refinanciamiento. Además, de acuerdo con su tipo de préstamo, la cantidad que ha pagado y su historial de pago, podrá eliminar el costo de su seguro hipotecario privado (PMI).

Quítele años a su hipoteca
¿Vale la pena pagar más por mes para ser propietario de su vivienda antes? ¿Cubrir el préstamo para su vivienda antes que otras deudas tiene sentido desde el punto de vista financiero? Nuestro equipo de asesores de préstamos hipotecarios puede ayudarle a sopesar las ventajas y desventajas.

Por qué tiene sentido ser propietario de su casa más rápido

La mayoría de la gente preferiría estar libre de deudas cuanto antes. Sin embargo, los beneficios de acortar su período de amortización podrían no ser tan obvios como pareciera. Estos son algunos beneficios adicionales de reducir su período de amortización que puede tener en cuenta al tomar su decisión.

  • Pague menos interés total: en general, cuanto más corto sea el plazo de su préstamo, menor tendrá que pagar en interés total. Tenga en cuenta que esto no quiere decir que su tasa de interés será más baja, sino que el pago total de intereses será menor. Según los términos de su préstamo, este ahorro podría ser considerable.
  • Reduzca la carga total de su deuda: pagar su préstamo para vivienda más rápido puede darle mayor flexibilidad para gastos más adelante; por ejemplo, para su jubilación o la matrícula universitaria.
  • Oblíguese a ahorrar: algunos propietarios de viviendas ven a un período de amortización más corto como una oportunidad para "obligarse" a asignar un poco más de dinero al pago de la propiedad cada mes. Esta gente considera la reducción en interés total como parte de un plan de ahorro.
  • Aproveche su vivienda como activo antes: si su vivienda le pertenece más rápido podría tenerla disponible como un activo de propiedad absoluta que puede incluir en su planificación financiera general.
  • Haga que su plan de jubilación le funcione mejor: una estrategia de algunos propietarios de viviendas que están cercanos a jubilarse es hacer pagos más grandes para su hipoteca mientras siguen trabajando y así no tener que enfrentarse a un pago hipotecario mensual una vez jubilados.
  • Obtenga beneficios intangibles: quizás no sea un factor que puede usar en una calculadora, pero mucha gente simplemente quiere la sensación de seguridad que se tiene al ser propietario de la vivienda lo antes posible. Esto es una gran motivación, especialmente cuando este objetivo es factible según los cálculos.

No pase por alto otra posibilidad de ahorro: el seguro hipotecario privado (PMI). Si el valor de mercado de su casa aumentó y usted cumple con los otros requisitos exigidos, puede ser elegible para cancelar el PMI, lo cual le permitirá ahorrar mensualmente.

¿Listo para hacer números? Un asesor especialista en préstamos hipotecarios también puede hablar con usted sobre los beneficios y factores que debe tener en cuenta para determinar si reducir su período de amortización le sería útil.

Reduzca su tasa de interés

En general, cuanto menor sea su tasa de interés, menos tendrá que pagar por su préstamo en total. Pero son muchos los factores que influyen para determinar la tasa de interés que se aplicará al préstamo de refinanciación de su vivienda. ¿Cuánto puede bajar? Le ayudaremos a determinar si hacer una refinanciación para reducir la tasa de interés podría serle útil. 

La tasa de interés que paga por su hipoteca depende de una variedad de factores como:

  • Condiciones actuales del mercado 
  • Su puntaje crediticio
  • El monto de su pago inicial
  • Su tipo de hipoteca

En resumidas cuentas, cuanto mejor se encuentre financieramente, tendrá mayores probabilidades de conseguir una tasa más baja en una refinanciación. Para comprender su "salud fiscal", comience por analizarse como si fuera un prestamista y analice su:

  • Puntaje crediticio: no mire solo su puntaje, sino también todo el historial que se incluye para calcularlo, como pagos atrasados, la duración de su historial de crédito y consultas crediticias. Siempre que sea posible, dedíquese y corrija cualquier problema para ayudar a mejorar su puntaje.
  • Relación préstamo-valor (LTV): la LTV es el porcentaje del monto de su préstamo con relación al valor tasado de su vivienda. Una RPV más alta a menudo equivale a una tasa de interés más alta.  
  • Relación deuda-ingresos: esta relación es una medición de su deuda general -tarjetas de crédito, préstamos para autos, etc.- en comparación con cuánto gana. Al igual que con la RPV, lo mejor es que esta cifra sea lo más baja posible, ya que un prestamista la considerará al determinar si puede obtener la mejor tasa de interés y, lo que es más importante, una hipoteca.

Hable sobre otras opciones de préstamos
En cualquier momento dado puede haber toda una variedad de opciones de refinanciamiento disponibles.  ¿Cómo puede saber si una funcionará mejor que su préstamo hipotecario actual? Tenemos las herramientas y recursos para ayudarle a evaluarlo.